Informe especial: se necesitan más familias temporarias

Fuente: www.unidiversidad.com.ar 31 Jan, 2018 Sociedad
Hay una baja de voluntarios para cobijar a niños y niñas hasta tanto la Justicia resuelve su delicada situación. La merma está ligada, sobre todo, al letargo en las causas judiciales.

El caso de la bebé que fue abandonada en Capital esta semana puso otra vez en el tapete la pregunta sobre qué hacemos los adultos y qué hace el Estado para cumplir con los derechos básicos de la niñez.

La Asociación de Voluntarios de Mendoza (Avome), a través de su presidenta, Alicia Beines de Mayorga, en diálogo con Unidiversidad explicó que requieren que más familias de Mendoza formen parte del programa “Familias temporarias” para brindarles un hogar a niños o niñas que se encuentran judicializados y no pueden estar con sus padres biológicos hasta que se resuelva su situación legal.

Actualmente hay entre 25 y 30 familias, pero desde Avome esperan que el número se incremente al doble. Para 2017 desde su página oficial estimaban llegar a 300 familias; sin embargo, la cifra de inscriptos para este fin solidario alcanzó menos del 10 %. El programa trabaja con los y las más vulnerables de la provincia y las edades van desde bebés hasta pequeñitos y pequeñitas de 5 a 6 años. Hoy tienen aproximadamente 30 niños y niñas, pero esperan que el número de familias se incremente para alcanzar a cubrir a más chiquitos desprotegidos.

Algunos de los inconvenientes para que más personas se sumen al programa es la disponibilidad horaria que se requiere. Otro motivo es que muchas familias que ya pasaron por la experiencia no se animan a repetirla porque se encariñan, sobre todo cuando los tiempos judiciales se hacen largos y cuesta "soltarse", tanto para los chicos de la familia temporaria como para la propia familia que albergó a la niña o niño en su hogar.



La mayor traba: los tiempos judiciales

El período en el que una familia cuida a un pequeño o pequeña siempre depende de lo judicial. “Consideramos que los juzgados no son lo suficientemente eficientes como para acelerar los procesos. Si pudieran cumplir la primera instancia de no más de seis meses sería lo ideal”, manifestó la presidenta.

El juez debe definir si el niño o niña puede volver con su familia biológica; si no, tendrá que decretar el estado de adoptabilidad, lo que implica otro tiempo de demora porque los padres biológicos tienen la posibilidad de apelar esa decisión. Cuando los juzgados se demoran mucho en definir la situación de los pequeños y las pequeñas es muy insano, tanto para las familias como para los chiquitos. “Hay que cuidar la salud mental del niño para que sepa quiénes serán sus cuidadores. La gran traba que tenemos nosotros son los tiempo judiciales”, afirmó Mayorga.



¿Quiénes pueden formar parte del programa?

Las personas no deben estar inscriptas en el Registro de Adopción; sí deben ser mayores de edad. Además se requiere de flexibilidad horaria y es ideal que tengan conocimiento de crianza, pero no es un requisito excluyente. Por ejemplo, si hay una pareja que no ha tenido hijos o si se trata de una pareja homosexual, también pueden formar parte del programa. Los interesados en inscribirse en el Programa Familias Temporarias o en brindar donaciones deben comunicarse al 4281149, de 9.00 a 12.30 de lunes a viernes, o bien acercarse a la asociación que está ubicada en Armani L. 1800, Godoy Cruz, Mendoza.



Procedimiento

Se llama a una convocatoria para quienes estén interesados, luego se realiza una reunión con los postulantes y se organizan encuentros con el equipo de psicólogos y la trabajadora social. Esto es porque la decisión no puede ser unipersonal, sino que toda la familia tiene que estar de acuerdo, incluso los hijos. Además, si en el trascurso del tiempo, por algún motivo, no pueden cuidar más al niño o niña, se procede a cambiar de familia temporaria hasta tanto se resuelva la situación judicial.

“Estamos buscando un hogar que brinde seguridad, que se sientan aceptados, queridos, acogidos, porque eso es lo que da un hogar”, comentó Mayorga, la presidenta de Avome.



Familia que abrazan

Según Mayorga, se trata de poner en práctica el verdadero amor, que nunca es posesivo. “Y eso te da plenitud, felicidad, una gratificación interna que es maravillosa”, comentó la directora de Avome. No es una tarea lucrativa. “Los hijos de las familias comprenden muy bien la situación, los tratan como hermanitos. Y ellos les enseñan mucho a los pequeños”, contó la presidenta.



Mendoza cerró su propio plan de Familias Cuidadoras

En Mendoza no existe otro similar. El Gobierno provincial, hasta 2016, tenía el programa “Familias cuidadoras”, pero ya no está disponible, sino que se articula con el de "Familias temporarias", de Avome. La única –y para muchos gran– diferencia entre los programas es que el plan oficial ofrecía una ayuda económica para quienes cuidaban a un niño o niña, no así el de familias temporarias, que está vigente y que se articula con la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) y en el cual son los particulares los que deben comprometerse a costear todos los gastos.

“Es un trabajo que implica un seguimiento muy próximo con la familia temporaria, del niño con esa familia, de los padres biológicos y del proceso legal”, explicó Alicia Mayorga. Para 2018 estiman extender el programa a la zona Este, aunque aún no hay precisiones al respecto.



La bebé abandonada en Capital

Verónica Álvarez, la directora de la Dirección de Protección y Promoción de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, en diálogo con Unidiversidad explicó cómo es el protocolo en casos de abandonos. “Cuando hay abandono siempre se da intervención al Órgano Administrativo Local (OAL), que le debe brindar protección y ubicarlo en algún lugar de protección”, dio cuenta Álvarez.

Todos los sectores y organismos que conforman el sistema integral de derechos trabajan con el bebé y el OAL evalúa la medida de protección adecuada. En el caso de la pequeñita que fue encontrada el lunes en Ciudad, se trata de una medida excepcional de derecho que, en articulación con la Dirección de Cuidados Alternativos, se determinó que fuera con una familia temporaria de Avome.

Es importante destacar que las mujeres que quieran renunciar a la maternidad (está contemplado legalmente) lo pueden hacer en cualquier sector de salud (centro de salud, hospitales, hogares infantiles, clínicas). Allí se articula con el Registro de Único de Adopción (RUA) para hacer un acompañamiento de la madre y realizar un consentimiento informado, siempre que el motivo no sea una cuestión económica; en esos casos se trabaja con los municipios o provincia, para que no abandone al bebé por esa cuestión. Además, la madre o padre tutor del niño tienen un lapso de 45 días para arrepentirse del renunciamiento. Transcurrido ese tiempo, no hay posibilidad de volver atrás porque el juez dictamina la adoptabilidad. En el caso de abandono, el período es de 30 días como máximo.

Recientes

Más visitadas