Hay diez mil familias en zona de amenaza aluvional

Fuente: diariovox.com.ar 14 Feb, 2019 Sociedad
Ambiente presentó el estudio definitivo de los barrios más afectados. Las familias habitan en 22 cuencas por las que baja el agua de la cordillera. La zona, además, corre peligro de incendios.

Luego de que el gobernador Alfredo Cornejo frenara por decreto las construcciones en el Piedemonte por el enorme riesgo aluvional que representa tapar de cemento la base de la cordillera, Ambiente presentó un estudio elaborado por el Instituto Nacional del Agua.
El estudio, dirigido por el ingeniero Víctor Burgos y elaborado con un equipo interdisciplinario, y el aporte de organismos como la Dirección de Hidráulica, la Agencia Provincial de Ordenamiento Territorial y los municipios, deja al descubierto que muchas familias viven en zonas de peligro.
La evaluación analiza un área total de 1.243 kilómetros cuadrados, que incluye 22 cuencas, es decir, lugares por donde bajaría el agua en caso de inundación o tormenta fuerte.
“Este estudio permitió al Gobierno definir la emergencia ambiental que congela por un tiempo el crecimiento urbano hacia el piedemonte como medida de protección a la población y al ambiente hasta tanto se establezca con certeza técnica hacia dónde crecer, cuánto crecer y de qué forma hacerlo”, explicó el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance.
“Este trabajo es sólo sobre amenazas, no sobre riesgos ni vulnerabilidad. Analiza la amenaza aluvional en escenarios actuales y futuros, en escenario de crecimiento inmobiliario con y sin intervenciones sustentables, con avance agrícola, con incendios y con afectación de cambio climático”, aseguró Burgos.
Una unidad ambiental que se quiebra
El trabajo fue encarado con el objetivo de preservar al mayor núcleo urbano de la Provincia, concentrado en el Área Metropolitana, del alto riesgo aluvional detectado y anunciado en la zona desde hace décadas por varios organismos técnicos provinciales y nacionales.
El estudio abarca el análisis de más de 10 variables que entran en juego en el área -grandes pendientes, modelo hidrológico, cauces, etc.- para precisar cuáles son las áreas más riesgosas que no pueden ser ocupadas porque empeorarían la situación aluvional aguas abajo, además de sufrir daños en caso de producirse un evento.
Según el informe, desde hace más de 30 años el Piedemonte se considera una zona especial desde el punto de vista ambiental por lo que muchos especialistas coinciden en que podría definirse como una “unidad ambiental” ya que reúne una serie de características propias. Una de ellas es que naturalmente cumple una función primordial en relación con la amenaza aluvional.
Se calcula que en el cordón montañoso comprendido entre Las Compuertas (Luján de Cuyo) y El Challao (Las Heras) viven unas 10.000 familias pero la prevención del riesgo abarca a todo el tejido urbano integrado por los departamentos de Luján, Las Heras, Godoy Cruz y Capital.
El decreto firmado recientemente, por Alfredo Cornejo tuvo por fin declarar el estado de emergencia ambiental en el Piedemonte del Área Metropolitana justamente para detener el avance caótico -sin una seria planificación territorial- de la urbanización en zonas de alto riesgo para la población y el ambiente, previendo enormes daños en vidas humanas, costos económicos y ambientales.

Recientes

Más visitadas